¿Que es la miel?

La miel es una sustancia alimenticia producida por las abejas melíferas a partir del néctar de las flores o de las secreciones azucaradas procedentes de las partes vivas de las plantas en su tubo digestivo, que transforman estos azúcares.

Las abejas depositan el producto de sus recolecciones en las celdillas de los panales de cera, donde tiene lugar la maduración de la miel por la transformación de los azucares y por la pérdida considerable de humedad.

La miel es un alimento que los seres humanos conocen y consumen desde hace 200.000 años. De hecho, la miel, fue la primera sustancia utilizada por el hombre para endulzar los alimentos. 

En la época actual, con el auge de los alimentos biológicos, goza nuevamente de una gran reputación como producto "natural y excelente para la salud".

COMPOSICIÓN Y VALORES NUTRITIVOS

Básicamente podríamos decir que la miel está compuesta por 3 componentes principales, agua, hidratos de carbono, y sustancias minerales. Además, en menores cantidades presentan aminoácidos y vitaminas.

Por su elevado contenido en azúcares, hace que se emplee principalmente como edulcorante. Con frecuencia se utiliza como sustituto del azúcar debido a su menor aporte calórico (300 calorías por cada 100 gramos).

Por su composición rica en glucosa y fructosa, es un alimento energético de gran calidad para el desarrollo de los niños, el mantenimiento de los deportistas y también para su uso durante la tercera edad.

El consumo cotidiano de la miel está asociado a la buena salud física y mental.

VALOR TERAPEÚTICO DE LA MIEL

Se le atribuyen infinidad de propiedas, tales como buen poder antiséptico, cicatrizante y protector de la piel; especialmente en heridas profundas e infectadas, grietas y quemaduras.

Ayuda a la regulación del tránsito intestinal.

La fructosa de la miel se considera el azúcar mejor tolerado por los diabéticos.

Muy importante para el desarrollo infantil, ya que tiene buena influencia en la asimilación del calcio y el magnesio.

Cada miel tiene unas propiedades dependiendo de su origen botánico, así por ejemplo:

- Miel de romero tiene funciones protectoras del hígado.

- Miel de tomillo es idóneo en faringitis y amigdalitis y posee efecto tonificante.

- Miel de naranjo ayuda a prevenir el cáncer gracias a sus beneficios anti-cáncer, ayuda a proteger contra el daño de los radicales libres, y disminuye el riesgo de enfermedades crónicas.

- Miel de lavanda es considerada un excelente antiséptico tanto para los bronquios como para los pulmones, además se le atribuyen otras propiedades como diurética, sudorífica, bactericida, anti infecciosa y antidiarreica.

- Miel de castaño es una de las mieles más curativas del mundo, pues posee más propiedades antibacterianas, antipatogénicas y antioxidantes que las demás mieles existentes. Este tipo de miel corta la comunicación entre las bacterias en una patología, descongestionando así las vías respiratorias, y además también colabora con la circulación de la sangre.

- Miel de eucalipto es ideal en casos de resfriados y de gripes, gracias a que aporta una acción antioxidante antiviral y antimicrobiana muy interesante para reforzar el sistema inmunológico de forma completamente natural.

CRISTALIZACIÓN DE LA MIEL

Las mieles son perfectamente fluidas en el momento de su extracción, pero con el paso del tiempo tienden a solidificarse (fenómeno de cristalización). Este fenómeno es garantía de que estamos ante un producto que no ha sido desnaturalizado industrialmente ni sometido a altas temperaturas y por tanto mantiene todas sus cualidades.

El calor es un enemigo de la miel, así como procesos como la pasteurización o el calentamiento excesivo por encima de los 45ºC para su licuación, provocan una merma de aromas y cualidades terapéuticas que disminuyen la calidad general de la misma.

COMO CONSERVAR LA MIEL

La miel es un producto de larga duración. Sin embargo, si ésta ha de ser prolongada, debe procurarse mantenerla en lugar oscuro, fresco y seco, en recipientes cerrados. En ningún caso debe dejarse expuesta al sol. Aunque la miel se conserva por largo tiempo, es recomendable comprarla en pequeñas cantidades y frecuentemente.

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés